lunes, 7 de julio de 2008

...por mis ventanas


…se despertó bruscamente, aun perturbado por la inconsciencia conciente …consciente esta vez de que lo que lo embriagaba no era la resaca de un mal sueño …o el sueño de una mala resaca …sino el deseo de escribir …y de brindar al mismo tiempo (todavía permanecía con la cabeza enturbiada por el vapor de agua saturado y puede que condensado en aquellas gotitas de alcohol) …y se puso a escribir un brindis (aprovechemos la ocasión …pensó) …y comenzó a hilar letras que formarían palabras que a su vez desencadenarían en frases descorchadas antes del amanecer:

…por las ventanas …por aquellas que se abren al exterior …por las ventanas de sol …por las que me permiten mirar …por las aperturas de paños ciegos …por sus debilidades …por sus vacíos y sus huecos …por las faltas de relleno innecesarias …por sus enmarcaciones y sus hojas …por esos libros abiertos de par en par …por lo que muestran …por lo que enseñan …por lo que comparten …y también brindemos por las ventanas abiertas al interior …por las secretas y los secretos …por las ventanas de lunas …por los jardines de noches …por los embarcaderos de nieblas sucedidas mientras dormía …por las susurradas …las sugeridas …las acontecidas …las bienhalladas …………..…y “pum”, por las ventanas mágicas (guiño a ese niño perdido mientras se preparaba para estudiar, aunque su padre no lo supiera, abogacía de la desaparición) …y no quisiera terminar sin brindar por las ventanas encontradas …por las del descubrimiento …por las alineadas en el entendimiento …por las que enfilan las de sol con las de luna en eclipses de momentos …por las que nos descubrimos, nos presentamos y nos representamos ...por las que vivimos …y a través de las cuales, se nos ve ...se nos va ...la vida

…y en este fin de acto yo te brindo ...mis ventanas

…así pues ………………..por tus ventanas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

y de nuevo ver por tus ojos.... y descubrir la magia en tus manos ....y recordarte ...

DAVINIA dijo...

Eres increible cuanto mas te conozco mas me gustaria conocerte. Gracias por dejarme entrar en tu vida y de ayudarme a salir del pozo en el que me encontraba sumergida y no era capaz de ver la salida.